¿Otra ola de reformas estructurales en América Latina?

Infolatam
Madrid, 9 enero 2013
Por Federico Steinberg

(Especial para Infolatam).- Las economías de América Latina pueden respirar un poco más tranquilas una vez que EE.UU. ha salvado (transitoriamente) el precipicio fiscal y que la crisis del euro se ha estabilizado (hasta el próximo susto). Sin embargo, muchos países de la región se están dando cuenta de que el entorno económico internacional puede volverse cada vez más incierto, difícil y conflictivo, lo que hará difícil que sus economías mantengan ritmos de crecimiento tan altos como los de los últimos años.

La falta de dinamismo en Europa en 2013 lastrará algunas de las exportaciones latinoamericanas; la expansión monetaria en EEUU, Japón, Reino Unido y la zona euro podría reavivar la guerra de divisas, que tanto perjudica a América Latina vía apreciación de sus monedas; y, en todo caso, los países de la región cada vez tendrán menos margen para las políticas contracíclicas de demanda. Por lo tanto, es probable que aquellos que tienen una estrategia solida y coherente de desarrollo a largo plazo comiencen a considerar darle un nuevo impulso a las reformas estructurales para lograr aumentar el crecimiento potencial.

No debe olvidarse que la última gran ola de reformas en la región tuvo lugar hace casi dos décadas y que, como muestra el caso de India (cuyo crecimiento se está frenando tras años de gran dinamismo), es necesario renovar periódicamente las reformas desde el lado de la oferta tanto para aumentar el crecimiento como para aumentar la cohesión social y la igualdad de oportunidades, que siguen siendo dos retos importantes para la región. Por último, realizar reformas estructurales de forma gradual y pactada en periodos de crecimiento, aunque es difícil (como bien muestra el caso español), es mucho mejor que verse obligado a hacerlas en tiempos de crisis.

Aún así, es poco probable que todos los países vayan a abordar las reformas al mismo ritmo. Por una parte están aquellos que ya se han enfrascado en las mismas. Es el caso de México, que ha anunciado un ambicioso “pacto de estado” entre gobierno y oposición para modernizar la educación, crear un sistema de seguridad social universal, controlar la deuda de los Estados y, sobre todo, abrir a la competencia sectores como las telecomunicaciones y la energía, planteando incluso la posibilidad de admitir inversión privada en el sector de hidrocarburos.

Otros países, como Colombia y Brasil, también han dado señales de estar dispuestos a reformar sus sistema fiscal para hacerlos más eficientes y equitativos y continuar con las reformas en regulación e infraestructuras, aunque con menos ambición (aparente) que en el caso mexicano. El objetivo en todos estos casos es liberar fuerzas internas para crecer, de modo que la economía sea cada vez menos dependiente de los vaivenes de la coyuntura económica internacional.

Por otra parte, hay países como Chile o Perú que continuarán creciendo a tasas muy elevadas, por lo que no perciben como necesario (todavía) avanzar en nuevas reformas estructurales. Se trata de países más pequeños, abiertos y con abundancia de materias primas, que saben que su dependencia de la demanda externa seguirá siendo fuerte y que, en todo caso, todavía mantienen fuertes réditos de las reformas del pasado.

Por último hay otro grupo de países donde este debate ni siquiera se ha planteado. Son países como Argentina o Venezuela, donde la estrategia más bien parece ser la de fiar todo el crecimiento al tirón de las exportaciones de materias primas y energía proveniente de Asia emergente sin una estrategia definida sobre qué hacer para sentar las bases de un crecimiento más sostenible y con menos inflación.

En definitiva, 2013 podría ser un año en el que algunos de los países más importantes América Latina iniciaran una nueva ola de reformas estructurales que podría garantizar un aumento del crecimiento potencial en un entorno internacional cada vez más incierto.

Esta entrada foi publicada em Economia. ligação permanente.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s