Elecciones en Venezuela bajo la sombra de la enfermedad de Chávez

(Especial para Infolatam por Rogelio Núñez) – Las elecciones locales de este domingo estaban planteadas como una segunda vuelta de las presidenciales: el chavismo para confirmar su victoria del 7 de octubre y la oposición para consolidar y avanzar en sus bastiones locales. Pero la recaída de Hugo Chávez en su enfermedad ha colocado estos comicios bajo otra perspectiva.

La enfermedad de Chávez será utilizada según revela el documento confidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) “Orden de Operación No. 11 del 11.12.2012 / Recomendaciones para el cierre de Campaña: eEntre los aspectos discursivos recomiendan “Asumir la tristeza como motor para la lucha y la victoria revolucionaria“.

De hecho, es muy significativo que Diosdado Cabello, primer vicepresidente del PSUV, haya subrayado esta situación en lo que supone también una estrategia de marketing político, atraer el voto apelando al sentimiento de solidaridad con el enfermo: “estamos tristes, pero esa tristeza debemos convertirla en fuerza (…) nos sentimos muy reconfortados por sentir ese tipo de sensaciones acompañadas por el amor que el pueblo siente por el presidente Chávez”.

Algo que ha repetido también Adan Chávez, hermano de Hugo, gobernador de Barinas y candidato a la reelección quien ha asegurado que lograr la victoria en las 23 gobernaciones “va a ser el mayor apoyo que le demos a Chávez, cuando veamos el 16 en la noche el mapa de Venezuela rojo rojito”.

Lo que hay en juego

El chavismo aspiraba a profundizar su proceso político una vez pasados los comicios presidenciales de octubre y estos locales de diciembre.

Ahora este objetivo ( “queremos hacerle ese regalo para que la recuperación sea mucho más tranquila sabiendo que a partir del 16 de diciembre será mucho más fácil llevar a cabo la revolución y llevar a cada rincón de Venezuela teniendo 23 gobernadores revolucionarios”, ha dicho Cabello) también se vincula claramente al estado de salud del Presidente.

En los comicios de este próximo domingo 16 de diciembre se elige a 23 gobernadores y 260 legisladores de los estados. La oposición aspira a conservar las seis gobernaciones donde gobierna.

Sobre todo las de Zulia y Miranda, donde se concentra un alto número de electores y donde gobiernan ahora los dos líderes más fuertes de la oposición: Pablo Pérez y Henrique Capriles.

“Lo relevante para la oposición es mantener Miranda y Zulia. Pueden ganar cinco o seis gobernaciones en total, pero el desastre sería que entre ellas no estuvieran estas dos”, asegura el analista Luis V. León.

En las regionales de 2008, la oposición ganó en los cinco estados más ricos y poblados, pero luego obtuvo Lara (noroeste) y Amazonas (suroeste) por gobernadores chavistas que se pasaron a la oposición mientras que el de Monagas (sur) abandonó el chavismo pero se mantuvo independiente.

En su columna publicada este pasado martes en el diario El Nacional, el periodista Vladimir Villegas destacó que para “el Gobierno en estas elecciones regionales hay al menos cuatro gobernaciones que significan algo así como la joya de la corona: Zulia, Miranda, Lara y Monagas. Las dos primeras, obviamente por el peso electoral, y porque son fortalezas opositoras. Mientras que en Lara y Monagas el objetivo es dar escarmiento a quienes abandonaron el Psuv, y mostrarles el tramojo a los eventuales disidentes, para que quede establecido como un principio inconmovible que todo aquel que abandona al chavismo será convertido, de verdad en polvo cósmico”.

El gran problema de la oposición es lograr que el votante antichavista, golpeado moralmente por la derrota en las presidenciales de octubre, se movilice. Se calcula que la abstención sería alta de en torno al 25 ó 50 por ciento.

La batalla por Miranda y Zulia

Por esas razones todos los ojos estarán puestos en Miranda, estado gobernado por Henrique Capriles.

“Miranda es un estado clave en esta campaña, la oposición puede perder algunos estados, ganar otros y balancear simbólicamente, pero perder Miranda no sería muy bueno porque ahí está Capriles, su líder más importante en este momento”, dijo a la AFP el encuestador Luis Vicente León.

Para la oposición es “vital retener Miranda” y “para Capriles como líder también”, añade León.

Henrique Capriles como candidato presidencial el pasado octubre logró movilizar a la oposición e infundir esperanzas.

Pero la derrota ante Chávez fue un duro golpe pues fue mucho más contundente de lo esperado. Ahora una nueva derrota en Miranda hundiría a Capriles como referente opositor al chavismo.

Por eso Capriles ha planteado su campaña como una lucha contra el corazón del chavismo. Su rival es el exvicepresidente de Chávez hasta 2011, Elías Jaua, a quien Capriles acusa de ser solo una marioneta del hombre fuerte del chavismo, Diosdado Cabello.

Siempre se refiere a Jaua como el candidato de Cabello y asegura que los dos pertenecen a la misma mafia corrupta que saqueó al estado entre 2000 y 2004: “su eslogan es claro: recuperar Miranda. Allí perdió Cabello. Si quieres recuperar algo que fue de Cabello, eres el candidato de Cabello. Cabello tiene cuentas pendientes con la justicia. Mientras no tengamos una justicia que funcione, y todos los venezolanos seamos iguales frente a la ley, esos poderosos que tienen abiertos casos de corrupción serán intocables. Miranda, antes de que yo fuera gobernador, fue saqueado. El daño patrimonial fue de miles de millones de bolívares”.

Luis V. León apunta que “en el chavismo no es suficiente ganar la mayoría simple de las gobernaciones, ellos quieren símbolos que mostrar como Miranda o Zulia (noroeste)”, el estado más populoso del país y gobernado por el opositor Pablo Pérez.

Pablo Pérez, gobernador del estado Zulia y candidato de la MUD a la reelección por Zulia, es la gran figura opositora después de Capriles y mucho le ven como otra opción del antichavismo para derrotar al oficialismo en caso de que la estrella de Capriles decaiga.

Pérez, fiel al liderazgo Capriles, tiene un mensaje aún más antichavista que el excandidato presidencial opositor, como se ha podido ver en algunos de sus discursos de esta campaña: “los logros en salud no se van a detener y el pasado no volverá. El pasado corrupto de salud no volverá al Zulia”.

Por lo tanto, se trata de unas elecciones que aún estando marcada por al enfermedad de Chávez, tienen mucho en juego.

Como señala Miguel Angel Bastenier en el diario El País: “los gobernadores de los siete Estados que mantiene la oposición repiten como candidatos y de ellos dos son cruciales. Aunque la enfermedad ha impedido a Chávez hacer campaña, de la importancia que concede a los comicios da cuenta el hecho de que ha destacado a cuatro ministros … Ante ese panorama, el multimillonario Capriles Radonski desaparece si pierde, y cualquier retroceso en el número de gobernaciones que defiende la oposición daría esperanzas al chavismo de no extinguirse con su jefe”.

Esta entrada foi publicada em Artes. ligação permanente.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s