Brasil: la deforestación en la Amazonía cayó a su menor nivel desde 1988

Infolatam/Efe
Río de Janeiro, 27 de noviembre de 2012

La Amazonía brasileña perdió 4.656 kilómetros cuadrados de cobertura vegetal entre agosto de 2011 y julio de 2012, la menor área desde que la deforestación de la mayor selva tropical del mundo comenzó a ser medida en 1988, informó el Gobierno.

La área de selva devastada en el último año hasta julio fue en un 27 por ciento inferior a la desforestada entre agosto de 2010 y julio de 2011 (6.418 kilómetros cuadrados), que era el menor en la historia, y casi la sexta parte que el récord medido entre agosto de 1994 y julio de 1995 (casi 30.000 kilómetros cuadrados).

La medición fue hecha por el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) mediante una metodología que utiliza imágenes de satélite y que permite detectar áreas de hasta 6,25 hectáreas que han sufrido remoción completa de la vegetación.

“Me arriesgo a decir que se trata de la única noticia ambiental positiva que el planeta tuvo este año”, afirmó la ministra brasileña de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, en una rueda de prensa en la que presentó el informe del INPE sobre la devastación del mayor pulmón vegetal del mundo y el ecosistema de mayor riqueza en biodiversidad del mundo.

La devastación de la Amazonía brasileña viene cayendo gradualmente desde 2004, cuando superó los 25.000 kilómetros cuadrados.

La ministra atribuyó esa significativa caída en los últimos años a las medidas adoptadas por el Gobierno para reprimir la tala de bosques y los incendios forestales.

Además de aumentar la fiscalización sobre la tala, el Gobierno brasileño adoptó medidas para impedir que los criadores de ganado y los agricultores puedan vender productos procedentes de áreas de la Amazonía devastadas ilegalmente.

La nueva reducción le permite a Brasil acercarse a la meta que se propuso de reducir en un 80 por ciento la deforestación de la Amazonía entre 1990 y 2020.

El área devastada en el último año ya es en un 76 por ciento inferior a la de 1990.

La caída de la deforestación igualmente le permite a Brasil cumplir el compromiso que asumió voluntariamente de reducir sus emisiones de gases contaminantes en cerca de un 39 por ciento hasta 2020.

Esta entrada foi publicada em Artes. ligação permanente.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s